Cargando...

Adiós malas hierbas, hola nuevo jardín

Para tener un jardín bonito y lleno de flores, hay que empezar por quitar las malas hierbas y plantar semillas en una tierra bien abonada, y en ello estoy, en que esta nueva etapa sea un campo de amapolas.

Sin duda, la mala hierba más venenosa de estos 5 años de hip&love ha sido el miedo. El miedo a creer en mi y en el proyecto. Os cuento:

Normalmente lo que se oye sobre emprender es que durísimo, que hay que trabajar 25 horas al día  y que sólo un porcentaje muy pequeño de las nuevas ideas triunfan (todo depende de lo que para cada uno signifique triunfar, claro). Bien, pues en mi caso no fue así, no me dejé la vida en el proyecto pero sí he pasado por otras etapas oscuras.

No dejé de dormir por trabajar pero tuve todo el miedo del mundo para lanzarme y dedicarme de lleno a hip&love. Sí, mi zona de confort era muy “flex”, por eso he estado compaginando hip&love con otro trabajo durante 3 años y medio. Es verdad que no he dado medio paso en falso pero también es cierto que he dejado pasar muchas oportunidades.

Al principio le dedicaba las tardes a hip&love, me hice yo misma una web de pena para ir tirando y así pasé un año y medio o dos. Luego reduje las horas de trabajo un poquito, porque claro, cómo iba yo a vivir de esto después de varios años en los que me había ido bien dedicándole la mitad de mi energía, en fin… Hasta que llegó el día en que tomé la decisión y dejé el trabajo, pero volvía a ser yo conmigo misma, mi peor enemiga.

Estuve dos años trabajando desde casa con bastante volumen de trabajo y queriendo tener una empresa, no sólo un taller de coronas. Por eso había que hacer facturas, dedicarse a la comunicación, atender a los clientes, buscar proveedores, ser community manager, innovar y ser creativa, experta en logística y si sobra algo de tiempo, incluso hacer coronas. Vamos que seguía sin darle al proyecto el respeto que merecía y amigas, además de que perdí mucho tiempo, me costó la salud.

En verano del año pasado ya dije hasta aquí morena e hice una previsión para hacer todo lo necesario para profesionalizar hip&love, al fin y al cabo estaba esperando un buen dinero que me debían y lo iba a invertir en ello. Pero qué pasó? Pues que obviamente seguía sin haber aprendido nada y no me iba a ir de rositas. Así que, mi amigo el Universo y otros factores decidieron que no era el momento de cobrar aquel dinerito.

Después del berrinche tsunámico, por fin lo hice: me lancé a la piscina y me lo tomé como un empezar de nuevo y darme de verdad la oportunidad de hacerlo bien. Así que me lie la manta a la cabeza y lo hice todo, todo lo que tendría que haber hecho desde el principio. Me lo debía.

Empecé por cambiar la imagen corporativa que ya os enseñé en el post anterior y luego encargué una nueva web. Una web que me acercara a vosotras: tenía que tener un blog para contar cosas,  una newsletter periódica en las que avisaros de novedades y como me quedaba la espinita de estar lejos de la mayoría, también tenía que hacer talleres para las que os apetezca venir a Formentera y hacer coronas.

Y como de perdidos al río, seguí quitándome espinitas. Ni podía llevarlo todo sola, ni quería, así que busqué dos manos más. Y por supuesto me negaba a seguir trabajando desde casa, así que me busqué un espacio. Aunque lo del nuevo espacio da para otro capitulo…

Total, que trabajito me ha costado y necesitaba contar todas esas cosas para cerrar una etapa y empezar la siguiente, sin lastres ni malas hierbas.

Un beso,

Maca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

encargos
personalizados

Como cada persona, como cada flor, nuestras coronas, tocados y demás composiciones son únicas, cómo tú.
Mira cómo trabajamos y ven a vernos o escríbenos con tu idea, será un placer llenarte de flores.

Quiero saber más

Te invitamos a nuestro jardín particularSuscríbete a la Newsletter

He leído y acepto la política de privacidad

© 2018 hip&love · Aviso legal y política de privacidad · Política de cookies · Diseño: disparoestudio.com